Fundación VanderLinde Montánchez

Inauguración de la Videoacústica en la Fundación VarderLinde Montánchez.

A partir del 15 de julio, la Fundación VanderLinde en Montánchez ofrece la oportunidad de sumergirse en el fascinante mundo de la libre improvisación a través de una exposición multimedia única. En esta muestra participan 20 destacados artistas en los ámbitos de la música, videoarte, pintura, movimiento y libre expresión corporal. Aquí, la creatividad se despliega en tiempo real y las emociones se desatan sin restricciones. La exposición permite explorar y experimentar una forma de arte cada vez más apreciada y verdaderamente viva.

El proyecto de VIDEOACÚSTICA llevado a cabo por Paco Utray y Luis Lamadrid en la Fundación VanderLinde de Montánchez es una colaboración única que fusiona el arte visual y la música de una manera sorprendente y cautivadora. La combinación de imágenes en movimiento y los sonidos dan vida a una experiencia multisensorial llena de emociones y texturas. 

La videoacústica trasciende las fronteras convencionales. En este proyecto, cada imagen cuidadosamente seleccionada se entrelaza con los sonidos, generando una sinergia envolvente que estimula nuestros sentidos y despierta nuestra imaginación, amplificando el campo de la libre improvisación integrando la visión del observador al evento. 

El proyecto cuenta con la colaboración de más de 20 artistas provenientes de distintos colectivos que trabajan la improvisación libre musical y la performance en la ciudad de Madrid. VIDEOACÚSTICA es un proyecto de creación artística videográfica en el campo de la música de la improvisación libre. Se trata de una investigación experimental sobre las posibilidades de contribución del audiovisual a la creación musical contemporánea de improvisación libre. Con la incorporación del vídeo a la música, entran en juego, como elementos expresivos, el movimiento corporal, la performance y la danza.

También, presentamos el ensayo documental, dirigido por Jorge Abánades, Hierba Entre Los Adoquines. Planeada y liderada por En Busca Del Pasto, esta película, elaborada a modo de ensayo-documental, muestra esa diversidad a través de una treintena de libre-improvisadores afincados en su misma ciudad (Madrid), explorando las líneas vertebrales de esta peculiar práctica: espontaneidad, riesgo y experimentación; resistencia y tolerancia; apertura, diálogo y solidaridad entre ovejas negras. Una música que oscila entre la reflexión estética, la posición política y la dispersión lúdica y terapéutica. Entre lo raro, lo delicado y lo salvaje. Una práctica al margen de los circuitos y mercados oficiales, pero muy viva, muy abierta, muy libre, como la hierba que crece entre los adoquines. Una película sobre música y vida.

Dentro de los improvisadores contamos con la obra de Carlos del Olmo, un arquitecto pintor, que trabaja exclusivamente en directo durante las actuaciones de los improvisadores. Su pintura es como una transcripción directa del sonido, del gesto y de la energía percibida. En las grabaciones de video se han captado hasta el sonido de sus lápices dibujando y así cerrando el bucle de expresión, sonido e imagen.

Por último, presentamos las Poefonías de Ferran Destemple. En sus audiovisuales podemos ver la influencia de un movimiento que se desarrolla en Italia gracias a Enzo Minarelli y que, a partir de finales de los años 80, se arraiga fuertemente en Cataluña. Se trata de la Polipoesía, que busca recuperar los antecedentes de la poesía fonética y sonora y actualizarlos con los medios técnicos y conceptuales propios de la posmodernidad. Por cierto, el azar es uno de los motores de estos poemas, más precisamente el azar que los surrealistas llamaron objetivo. Este tipo de azar funciona como guía en cierta manera y sincroniza un hecho casual con aquello que nos está rondando. La improvisación, entonces, cambia de sentido.

Alwin van der Linde
Director Fundación VanderLinde